Son todos aquellos insumos que se utilizan para proporcionar atención médica, quirúrgica, procedimientos de exploración, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación que se requiere para la atención de los pacientes. Engloban desde sustancias que se aplican en la superficie de la piel o cavidades corporales con acción farmacológica o preventiva hasta aquellos dispositivos destinados a sustituir o complementar una función, un órgano o tejido del cuerpo humano, incluyendo prótesis, órtesis y ayudas funcionales.

La longevidad es una aspiración de muchos seres humanos, pero a medida que pasan los años y la vejez se acerca, se vuelve en algo poco deseado. La mayoría de las definiciones del envejecimiento destacan sólo sus aspectos negativos, ya que resaltan la vulnerabilidad, la propensión a las enfermedades, la progresiva marginación y el inevitable acercamiento de la muerte.

Envejecer es un hecho ineludible, pero la manera de enfrentar este proceso es una decisión individual, ya que depende de cada uno hacer realidad el dicho que la juventud va por dentro.

Lo más importante no es continuar aumentando la longevidad en el adulto mayor, sino mejorar cualitativamente la salud y el bienestar de estos.

El término tercera edad surge para no usar en forma despectiva las palabras vejez o ancianidad. Este término se refiere al adulto mayor, es decir mujeres que superan los 60 años y varones mayores de 65,

Incluso se está estudiando el uso del término cuarta edad para aquellos mayores de 85 años que son un grupo cada vez más considerable.

La tercera edad es una etapa evolutiva del ser humano que tiene varias dimensiones. Es un fenómeno biológico porque afecta la salud física y mental, tiene una parte sociológica y económica porque se ha alargado las posibilidades de vida y se debe mantener a esas personas. Y es también un fenómeno psicológico, ya que se producen cambios en el funcionamiento cognitivo y emocional.

Preparémonos para envejecer

  • Cuidar la alimentación, no abusar del tabaco ni el alcohol. Esto contribuirá a una buena salud.
  • Asistir a controles médicos y seguir los tratamientos.
  • Realizar algún tipo de actividad física.
  • Estimular las funciones intelectuales, mantener la lectura y la escritura, hacer ejercicios para la memoria.
  • Prevenir accidentes en el hogar y de tránsito.                                         visita la tienda
  • Dar y recibir afecto, mantener redes sociales.
  • Reforzar el autoestima para prevenir la depresión.
  • Estimular la autonomía y tratar de ser autovalentes.
  • Solicitar ayuda en caso de maltrato familiar o institucional.
  • Ahorrar desde la juventud, prever la jubilación.
  • Promover el desarrollo espiritual.